La hora chicharrera

enero 29, 2010

No he podido evitar hacerme eco de la noticia de que se ha propuesto adoptar la hora canaria a la península. En las conclusiones del IV Congreso Nacional para racionalizar los horarios españoles (en donde no he encontrado lo que menciona la noticia), también se reivindican unos horarios más homogéneos y una conciliación de verdad entre nuestra vida personal y profesional, y entre el trabajo del hombre y la mujer, equiparándolos de una vez, indicando en su ultimo punto “Para las soluciones conciliadoras basta con mirar a Europa y aplicar a España los ratios europeos” hablando sobre la inclusión femenina en el trabajo, pero también podemos hablar de una gran comparativa con Europa en términos de conciliación profesional-personal en todos los ámbitos, y ya no solo adaptando horarios a otras franjas horarias. Dicen que adaptarnos puede mejorar nuestra vida laboral y conciliar un poco más el trabajo con nuestra vida personal.

Sinceramente ¿puede mejorar 1h más o 1h menos de nuestra franja horaria? ¿No será mejor mirar hacia nuestras costumbres y no hacia nuestro reloj? Tomemos los dos ejemplos que peor veo.

La tecnología es imprevisible

Para quien ha trabajado o trabaja con tecnología, sabe que es habitual tener una mala conciliación personal-laboral. Esto se debe a que en sistemas críticos, o que funcionan en 24×7, siempre hay que estar alerta para una posible incidencia. Una llamada a deshoras, un correo, un error, puede hacerte perder una cita, una reunión familiar o de amigos, o para la gente que ya está casada y con hijos, puede suponer tener que abandonar a tu familia para arreglar “algo”. Es muy duro, pero estas interrupciones no terminan ahí, a parte de las guardias (en algunas empresas mejor pagadas que en otras, yo no me quejo porque me han pagado bien, que conste) hay que sumarle las intervenciones… “¡Malditas intervenciones!”,  gritarán muchos, y no es para menos. ¿A quien no le ha tocado ir un fin de semana a hacer algo que entre semana es imposible realizar? ¿O tal vez en una madrugada y se ha alargado hasta empalmar con tu jornada normal? Pero bueno, esta es la parte “fea” del negocio, que algunos soportan, y otros no. Pero desde luego, si quieres tener un buen ritmo con tu familia, en algún momento tienes que renunciar a hacer estas cosas, recuerda que tu mujer e hijos también tienen un límite.

Calentar la silla

Esto es lo peor que puede pasar en un trabajo. Si tu jefe no se ha ido, tu tampoco puedes irte, tienes que dar “presencia”. ¿Qué presencia si no tengo nada que hacer? Pues eso, calientas la silla, porque está mal visto irte antes que tu jefe. Yo personalmente NO soporto esto. Si he lanzado un proceso que tardará horas en terminar y quedan 15m para terminar mi jornada, no pienso quedarme viendo la hora llegar, me levanto y me voy, independientemente de si mi jefe se ha ido o no. Pero siempre teniendo un control, no te vayas 2h antes!

Como conclusión, diré que si las cosas se hacen bien, si la gente piensa un poco más con la cabeza, si se ajustan tiempos, tanto de proyectos, como de cosas que hacer, si se organizara todo un poco mejor, podríamos adaptarnos al modelo europeo de trabajo, a las 5 fuera de la oficina. La solución no está en la franja horaria, si no en las costumbres. Pero claro, todo el mundo tiene prisa en este maldito país, y como muestra un extracto del monologo de un humorista canario, “¿donde está el fuego? ¿Que van a apagar?!”

PD: Esta entrada se la dedico a mi chicharrera favorita 😉

Anuncios

Una respuesta to “La hora chicharrera”

  1. Marta Says:

    Manolo Vieira es un dios 😀

    Sobre la entrada, muchas veces te he comentado lo infinitamente útil que resulta la hora menos: desayunas, comes y cenas antes, porque para bien o para mal, nuestros horarios se rigen, en casi todos los casos, por los de la tele. Eso significa que, irremediablemente te acuestas antes (en Canarias, Gran Hermano acaba a las 23.30 en lugar de a las 00.30, y el prime time empieza a las 21.30, es diferente :P) y te levantas antes también. Parecerá una tontería pero madrugar cuesta menos (me conoces, y sabes que odio “tempranear”… ¡en Tenerife me despierto sin problemas a las 8.30/9 de la mañana! ¡Yo!) y aprovechas mucho más el tiempo.

    Ahora… que una hora más o menos influya en el aprovechamiento del trabajo… habría que analizarlo más a fondo. De primeras opino como tú: no importante no es la franja horaria en la que nos movemos, sino en cómo usamos el tiempo. Puede que sea cierto que si cambiamos la hora y nos equiparamos al resto de Europa (somos los únicos en Europa con la horita más…) adoptar sus costumbres nos sea también más fácil. Lo que está claro es que nuestros horarios son de locos: dos horas para comer? A ver, seamos sinceros, si nos ponemos somos capaces de comer en 15 minutos. ¿Y a quién no le gusta tener tiempo para poder hacer cosas por la tarde?

    Otro tema es el de las “horas extra” o la puta** que supone ser técnico, que el trabajo surge de forma imprevisible cuando menos te lo esperas y, casi siempre, de la forma más inoportuna. Habría que pensar también en sectores como los medios de comunicación cuando hablas de conciliación laboral, un tema que me parece super importante y que, en mi corta experiencia laboral, he visto totalmente descuidado. Me parecería genial que el horario estándar de trabajo fuera el europeo, pero… ¿nos beneficiaríamos todos?

    Mientras lo piensas, me voy a correr, que aquí ya son casi las 19 y se hace de noche! ¿Ves? Si estuviera con la hora chicharrera, aún serían las 18.30 y no me daría miedo pasar por la rivera del Manzanares! 😛

    PD: Gracias por la dedicatoria, porque voy a pecar de importante y dar por hecho que es para mí! 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: